La cadena de suministro global sigue siendo un desafío para las empresas, ya que la guerra en Ucrania, la pandemia de COVID-19 y la inflación continúan interrumpiendo los flujos comerciales. Las empresas están tomando medidas para diversificar sus fuentes de suministro y reducir su dependencia de los proveedores en China.

Las empresas están diversificando sus fuentes de suministro buscando nuevos proveedores en regiones como América Latina, África y Europa. También están reduciendo su dependencia de China, que ha sido un importante centro de fabricación y suministro durante años.